Nuevo proyecto de crowdfunding con la panadería Elias Boulanger

Elias Boulanger apuesta por el crowdfunding para la financiación de su nueva tienda en la calle Londres de Barcelona.

Crowdgoon ha sido plataforma escogida para conseguir el capital, y ha abierto una ronda de financiación con el objetivo de obtener 131.200 €.

Cualquier persona que decida invertir en la nueva tienda Elias Boulanger en Barcelona podrá hacerlo desde 1.000€. Además de participaciones en la compañía, ofrece una interesante política de dividendos y todos los inversores dispondrán de beneficios adicionales en función de la cantidad de su participación. Los inversores obtendrán también beneficios fiscales por invertir en la compañía ya que cumple el requisito de ser una empresa nueva o de reciente creación.

 

41413026-3bc1-4655-8aa3-cd6b8ac3d717

 

Elias Boulanger

En Elias Boulanger son especialistas en la transformación de cereales seleccionados por sus propios expertos, plantados en las mejores tierras según el tipo de trigo, y transformados en harinas completas de grano entero en un molino del siglo XII, usando piedras de sílex. Han desarrollado su propia red de venta de panes especiales con obrador y cafetería-degustación.

Su modelo de negocio se basa en ofrecer a sus clientes una alternativa de productos basados en harinas de grano completo, con largas fermentaciones y más saludables que las alternativas actuales del mercado.

Elias Boulanger inició su andadura hace 10 años. Actualmente tienen tiendas y obradores (ateliers-stores) en Barcelona y Girona. Concretamente, disponen de establecimientos en marcha o a punto de abrir en: Barcelona (5), Girona (2), Mataró (1), Escala (2), Palafrugell (1), El Masnou (1), Premià (1), Vilassar de Mar (1), Granollers (1), Torroella Montgrí (1) y Sant Cugat (1).

La expansión internacional está basada en Master franquicia y actualmente se encuentran trabajando para conseguir acuerdos en Europa y Asia. Prácticamente tienen cerrados acuerdos en Alemania con 30 establecimientos en 6 años y negociando con inversores para el estado de la Florida (USA).

 


Crowdgoon

Crowdgoon (www.crowdgoon.com) es un nuevo proyecto que nace de la unión de FDS Consulting, S.L., empresa perteneciente a FDS Group Services & Media, una de las consultoras con más prestigio y experiencia del país en el mundo de la franquicia y de D. Pere Casas, Director de Franquicias de Banco Sabadell, entidad financiera de referencia en el mundo de la franquicia, durante casi 20 años.

Crowdgoon tiene como objetivo facilitar el acceso a fuentes de financiación alternativas, a empresas que operan básicamente en el ámbito de la franquicia, tanto franquiciadoras como franquiciadas, así como también del retail (comercio), y del food service (restauración y alimentación), entre otras.

El proyecto cuenta con el apoyo de SociosInversores 2010 P.F.P. S.L., plataforma líder en Equity Crowdfunding en España. Desde el año 2016 cuenta, con arreglo a la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, con autorización de la C.N.M.V. para operar como Plataforma de Financiación Participativa, y está inscrita en el registro especial de C.N.M.V. reservado para esta clase de entidades con el núm. 2. Desarrolla todos los servicios de acceso a la financiación para los Promotores de los proyectos, poniendo en contacto a las empresas con Inversores, gestionando la página web www.sociosinversores.com

Modelos de franquicias

Hay varios modelos de franquicias. Diferentes modelos para franquiciar un negocio y diferentes modelos de negocio en franquicia:

 

¿Qué modelos de franquicias hay?


Modelos de franquicias por el tipo de acuerdo:


  • Las Franquicias individuales: son franquicias que se dan para la explotación de un negocio en una zona. El franquiciado individual no puede sub franquiciar ni abrir otros locales de la marca fuera de la zona.
  • Multi franquiciado: Es una franquiciado que abre varias unidades de franquicia individual, cada una de las cuales es una franquicia diferente con un territorio y un contrato separado.
  • Franquicias master: es un modelo en el que el master franquiciado puede sub franquiciar en su territorio además de poder abrir unidades propias suyas.
  • Franquicias de desarrollo de área: son acuerdos de franquicia por los que el franquiciado abre varias unidades en un territorio, pero sin sub franquiciar. El franquiciado es quien explota cada establecimiento.
  • Franquicias participativas: Son acuerdos de franquicia en los que franquiciador y franquiciado se asocian montando una joint venture que es quien se convierte en el franquiciado.

 

Modelos de franquicias por tipo de franquiciado:


  • Franquicias de autoempleo:  El franquiciado trabaja exclusivamente en el negocio. Es el tipo más frecuente.
  • Franquicias de management: el franquiciado trabaja en el negocio, pero realizando una labor de Dirección, no estando involucrado en las tareas directamente productivas. Un caso típico son los multi franquiciados que dirigen varias unidades de negocio.
  • Franquicias de inversión: Son franquicias en las que el franquiciado ejerce un papel de inversión, sin dedicarse a trabajar en la franquicia. Se trata de proyectos de mayor riesgo al no estar el franquiciado al frente. Tener a un buen gerente o contar con un apoyo extra son claves en este tipo de franquicias.

 

Modelos de franquicia por modelo de negocio franquiciado:


  • Franquicias industriales: El franquiciado fabrica un producto bajo la marca y las especificaciones del franquiciador.
  • Franquicias de retail: El franquiciado explota una tienda.
  • Franquicias corner o shop in shop: El franquiciado explota una tienda del franquiciador dentro de otra tienda, que puede ser suya o de un tercero.
  • Franquicias de restauración: el franquiciado explota un negocio de hostelería.
  • Franquicias de servicios a personas: Son franquicias de servicios enfocadas al consumidor. Se suelen desarrollar en establecimientos asimilables a una tienda.
  • Franquicias de servicios a empresas:  El franquiciado suele tener que salir a vender. El local, si existe, suele ser secundario.
  • Franquicias de películas: el franquiciado produce una película bajo una licencia de una marca.
  • Franquicias de deportes: un club deportivo compite en una licencia de una competición para una zona. También hay clubes deportivos que licencian su marca y modelo a clubes de otras zonas.

 

Modelos de franquicias según el modelo usado para franquiciar:


Hay diferentes modelos de franquiciar un negocio.

  • Basadas en producto: la franquicia se basa en la distribución del producto.
  • Basadas en ventas: el franquiciado se centra en la venta.
  • Basadas en producción: el franquiciado se centra en la producción.
  • Basadas en economías de escala: la franquicia se basa en la reducción de costes.
  • Basadas en inmobiliaria: el franquiciador se convierte en propietario de los locales.

 

Ver cómo diseñar el modelo de franquicia

 

¿Quiere saber qué modelos le encajan en su negocio?

Solicite contacto con un consultor.

 

 

 

Cómo afrontar un proyecto emprendedor

¿Quieres montar un proyecto emprendedor?

Montar una empresa es uno de los proyectos vitales más importantes que una persona puede empezar en una vida. Es importante porque implica crear riqueza para el emprendedor y para todas las personas que se van a favorecer de él: los trabajadores, los proveedores, el Estado que cobrará impuestos y los clientes que  gozarán del producto creado.

Siendo un proyecto vital, ¿cómo se afronta este proceso?

El primer paso es tener clara la idea de negocio: el servicio que venderemos a un tipo de clientes determinados, realizado de una determinada forma que permitirá generar riqueza.

La idea de negocio es el motor del proyecto detallado que vendrá después. Esta idea de negocio es importante, pero por ella misma no basta. Hay un mundo entre tener una idea y hacerla realidad. Es decir, es muy fácil explicar la idea de negocio de Zara pero muy difícil ponerla en marcha.

A partir de la idea de negocio se desarrolla el Plan de Negocio.  Es el documento en el que concretaremos en detalle cómo vamos a hacer realidad el negocio. Los planes de negocio nunca se cumplen tal como se diseñan, pero es un ejercicio que permite trabajar la idea a fondo para que cuando comencemos la acción tengamos las cosas pensadas. Que el Plan de Negocio no se cumpla no implica que no sea necesario. Cuando emprendamos la acción con el Plan de Negocio pensado nos será más fácil actuar y decidir. Sin Plan de Negocio, la acción será más lenta y menos meditada. Con el negocio en marcha y los costes funcionando el tiempo de pensamiento es más caro.

¿Qué extensión debe tener? La que necesite el negocio. Cada negocio tiene un diferente grado de complejidad.  Lo relevante del Plan de Negocio es que el emprendedor piense y decida cómo se actuará en todos los temas de la empresa: el negocio, los productos que venderá, a quién los venderá, porqué le venderán, cómo los producirá, cómo los venderá, cómo competirá, cómo será el proceso de ganar dinero, cómo se organizará, cómo se financiará, qué estados financieros se generarán y qué acciones tomará si ocurren las incidencias más probables y/o más graves… El todo y su coherencia son importantes. La realidad, que es la acción, deberá cubrirlo todo, no podemos actuar a medias. El plan debe cubrir la acción.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un Plan de Negocio? Depende del negocio y de la complejidad de la empresa. Lo que está claro es que si vamos a dedicar una vida a un proyecto, no pasa nada en dedicar unos meses a preparar el proyecto.

La acción

La gran dificultad y el arte en la creación de empresas está en la fase de arranque. Partir de cero. Ese es el momento que separa el éxito del fracaso.

Todo el mundo es capaz de poner en el papel un Plan de Negocio, pero el 80% de los proyectos que se ponen en marcha no salen adelante.

El Plan de Negocio puede estar bien hecho, pero cuando lo pongamos en marcha salen mil imprevistos que no se podían tener en cuenta. En esta fase de acción el emprendedor ha de aprender, escuchar al mercado y ser flexible y astuto para buscar soluciones a todos los problemas que le van a salir.

Cuando se pone un negocio en marcha lo normal es que los productos cuesten de vender y se deba afinar el marketing, los precios, los argumentos de venta, la gama de productos, los proveedores, la plantilla  y muchos pequeños detalles.

A medida que se van sacando las soluciones a los problemas, se va configurando el saber hacer o Know how que acabará modelando el modelo de negocio que funciona.

En esta fase de acción, la prueba y error y  el aprendizaje son las claves. La mejora continua de la manera de actuar llevará a repensar y redefinir el Plan de Negocio.

La secuencia en la creación de empresas es:  Pensamiento – acción – pensamiento, y vuelta a empezar.

Esta es la manera de afrontar un nuevo proyecto emprendedor, en el que se pasarán muchas dificultades y la capacidad de dar respuesta a estas dificultades es lo que marcará la diferencia entre llegar  a tener una empresa rentable o no.

La franquicia

Una alternativa a emprender desde cero es la franquicia, sistema que permite emprender sin tener que inventarse un negocio. Este sistema permite aprovechar una experiencia que ya ha funcionado, reduciendo el riesgo y el esfuerzo. Se trata de una reducción del riesgo, pero no una eliminación. En cualquier nuevo negocio existe un riesgo de mercado (ubicación) y de gestión (el desempeño del propio franquiciado.

Las capacidades para ser emprendedor

En cada tipio de negocio hay unas capacidades que son las necesarias para ese sector. Hay sectores en los que la capacidad comercial es clave, en otros la capacidad de liderar equipos de personas, en otras la capacidad financiera. El emprendedor debe analizar si tiene estas cualidades.

Lo que es común a todos los proyectos emprendedores es que el emprendedor deberá ser proactivo, es decir deberá ser él mismo el motor de su propia acción. No tendrá un jefe que le diga cada día lo que debe hacer, con lo que deberá ser capaz él mismo de marcarse las actividades a realizar. Este aspecto es especialmente difícil en las tareas menos agradables o que menos gusta realizar.  Tener esta actitud es clave para tirar un proyecto adelante.

Si quiere profundizar en cómo emprender un proyecto puede hablar con un consultor de FDS en fds@fdsconsulting.net o en el 902 40 11 22

Cómo Emprender un nuevo Proyecto de Empresa

Montar una empresa es uno de los proyectos vitales más importantes que una persona puede empezar en una vida. Es importante porque implica crear riqueza para el emprendedor y para todas las personas que se van a favorecer de él: los trabajadores, los proveedores, el Estado que cobrará impuestos y los clientes que  gozarán del producto creado.

Siendo un proyecto vital, ¿Cómo se afronta este proceso?

El primer paso es tener claro la idea de negocio. El servicio que venderemos a un tipo de clientes determinados, realizado de una determinada forma que permitirá generar riqueza.

La idea de negocio es el motor del proyecto detallado que vendrá después. La idea de negocio es importante, pero por ella no basta. Hay un mundo entre tener una idea y hacerla realidad.

Es muy  fácil explicar la idea de negocio de Zara pero muy difícil hacerla.

A partir de  la idea de negocio se desarrolla el Plan de Negocio.  Es el documento en el que concretaremos en detalle cómo vamos a hacer realidad el negocio. Los planes de Negocio nunca se cumplen tal como se diseñan, pero es un ejercicio que permite trabajar la idea a fondo para que cuando comencemos la acción tengamos las cosas pensadas. Que el Plan de Negocio no se cumpla no implica que no sea necesario. Cuando emprendamos la acción con el Plan de Negocio pensado nos será más fácil actuar y decidir. Sin Plan de Negocio, la acción será más lenta y menos meditada. Con el negocio en marcha y los costes funcionando el tiempo de pensamiento es más caro.

¿Qué extensión debe tener? La que necesite el negocio. Cada negocio tiene un diferente grado de complejidad.  Lo relevante del Plan de Negocio es que el emprendedor piense y decida cómo se actuará en todos los temas de la empresa: El negocio,  los productos que venderá, a quién los venderá, porqué le venderán, cómo los producirá, cómo los venderá, cómo competirá,  cómo será el proceso de ganar dinero, cómo se organizará, cómo se financiará, qué estados financieros se generarán y qué acciones tomará si ocurren las incidencias más probables y/o más graves. El todo y su coherencia son importantes. La realidad, que es la acción deberá cubrirlo todo, no podemos actuar a medias. El plan debe cubrir la acción.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un Plan de Negocio? Depende del negocio y de la complejidad de la empresa. Lo que está claro es que si vamos a dedicar una vida a un proyecto, no pasa nada en dedicar unos meses a preparar el proyecto.

La Acción:

La gran dificultad y el arte en la creación de empresas está en la fase de arranque. Partir de cero. Ese es el momento que separa el éxito del fracaso.

Todo el mundo es capaz de poner en el papel un Plan de Negocio, pero el 80% de los proyectos que se ponen en marcha no salen adelante.

El Plan de Negocio puede estar bien hecho, pero cuando lo pongamos en marcha salen mil imprevistos que no se podían tener en cuenta. En esta fase de acción el emprendedor ha de aprender, escuchar al mercado y ser flexible y astuto para buscar soluciones a todos los problemas que le van a salir.

Cuando se pone un negocio en marcha lo normal es que los productos cuesten de vender y se deba afinar el marketing, los precios, los argumentos de venta, la gama de productos, los proveedores, la plantilla  y muchos pequeños detalles.

A medida que se van sacando las soluciones a los problemas, se va configurando el saber hacer o Know how que acabará modelando el modelo de negocio que funciona.

En esta fase de acción, la prueba y error y  el aprendizaje son las claves. La mejora continua de la manera de actuar llevará a repensar y redefinir el Plan de Negocio.

La secuencia en la creación de empresas es:  Pensamiento – acción – pensamiento, y vuelta a empezar.

Esta es la manera de afrontar un nuevo proyecto emprendedor, en el que se pasarán muchas dificultades y la capacidad de dar respuesta a estas dificultades es lo que marcará la diferencia entre llegar  a tener una empresa rentable o no.

La franquicia

Una alternativa a emprender desde cero es la franquicia. Sistema que permite emprender sin  tener que inventarse un negocio. Este sistema permite aprovechar una experiencia que ya ha funcionado, reduciendo el riesgo y el esfuerzo. Se trata de una reducción del riesgo, pero no una eliminación. En cualquier nuevo negocio existe un riesgo de mercado (ubicación) y de gestión (el desempeño del propio franquiciado.

Las capacidades para ser emprendedor

En cada tipio de negocio hay unas capacidades que son las necesarias para ese sector. Hay sectores en los que la capacidad comercial es clave, en otros la capacidad de liderar equipos de personas, en otras la capacidad financiera. El emprendedor debe analizar si tiene estas cualidades.

Lo que es común a todos los proyectos emprendedores es que el emprendedor deberá ser proactivo, es decir deberá ser él mismo el motor de su propia acción. No tendrá un jefe que le diga cada día lo que debe hacer, con lo que deberá ser capaz él mismo de marcarse las actividades a realizar. Este aspecto es especialmente difícil en las tareas menos agradables o que menos gusta realizar.  Tener esta actitud es clave para tirar un proyecto adelante.

Si quiere profundizar en cómo emprender un proyecto puede hablar con un consultor de FDS en fds@fdsconsulting.net o en el 902 40 11 22

Como buscar una franquicia para mi nuevo negocio

Buscar una franquicia

¿Cómo elegir el negocio de mi nueva franquicia?

Quiero montar algo, quiero ser mi jefe, quiero llevar a cabo un proyecto empresarial. Sé que valgo pero no conozco ningún negocio a fondo y no tengo totalmente claro qué voy a montar. Tengo una idea monto una franquicia que me pasará el Know how y es un negocio ya probado. Vale, pero Qué negocio monto?

Esta es una franquicia que muchos emprendedores se plantean, vamos pues a reflexionar sobre cómo afrontar el tema.

Las preguntas a contestarnos.
¿Qué nos gustaría hacer?
El negocio debe gustarnos. Si vamos a comprometernos a largo plazo en un proyecto al que le dedicaremos muchas horas debe motivarnos y gustarnos. Elegir un negocio solo por la parte económica es una decisión coja. Para sacar ideas de franquicias a montar podemos navegar en portales de franquicias, leer una revista o pasear por centros comerciales. De esta búsqueda de negocios nos puede salir una lista de lo que nos podría gustar. Hay emprendedores que tardan mucho tiempo en esta búsqueda, a veces meses e incluso años.

¿Qué negocios podemos gestionar?
Debemos elegir un negocio para el que veamos que tenemos las habilidades críticas. Si no sabes bailar, no te dediques a la danza. Por lo tanto es interesante evaluar qué capacidades tenemos y cuáles no. Uno se conoce a sí mismo, pero también puede ser útil la opinión de gente que nos conozca y nos haya visto trabajar. También necesitaremos averiguar qué habilidades son las esenciales de los negocios que nos gustan. Para ello podemos estudiar el Dossier de Información Pre contractual de las franquicias de ese sector y hablar con franquiciadores y algunos franquiciados.

¿Cuánto puedo ganar?
Analizaremos los ingresos que se pueden esperar de ese negocio tanto a nivel salario como beneficio. La ventaja del auto empleo es que combina el salario por el trabajo con el beneficio. Analizaremos las cuentas de resultados de varias franquicias de los sectores que nos interesan de cara a conocer estas variables.

¿Qué negocios puedo pagar?
La inversión necesaria y la capacidad financiera son lo más fácil a aclarar. Los portales de franquicias y los dosieres de franquicia nos ayudarán a filtrar los negocios que puedo montar.

¿Qué negocio puede encajar en mi mercado?
El mercado local, mi mercado, juega también un papel fundamental. Deberemos analizar si existe demanda y si la competencia de la zona me dejará hueco. Esta idea fácil de entender es difícil de averiguar. Lo más habitual en pequeños negocios es decidirse por feeling, por nariz, por intuición. Sin embargo tratar de estimar la demanda y analizar la oferta lo mejor que podamos es muy útil de cara a que la decisión esté reflexionada aunque al final siempre cuenta la intuición y ningún estudio nos dará un cálculo que diga sí o no.

¿Qué negocios pueden ser negocio también de aquí unos años?
Averiguar si el negocio es una moda temporal o una necesidad de fondo es importante. A veces hay negocios que están de moda pero luego decaen mientras que otros que no parecían tan de moda se van manteniendo. Es el caso de los negocios tradicionales que a veces pasan desapercibidos pero no bajan. No siempre lo último es lo mejor.

¿Entiendo por qué y cómo se gana dinero en el negocio?
Es necesario entender los mecanismos básicos de la creación y captura de valor en el negocio. Se trata de entender bien cómo funciona para el negocio para acertar al montarlo y sobre todo al gestionarlo.

¿Cómo son los precios y los márgenes?
Conocer los precios y los márgenes es de lo que más nos ayudará a entender el negocio. Por supuesto la estructura de costes fijos y los niveles de actividad normales, malos y buenos que se pueden obtener también son importantes.
¿De cuánto tiempo voy a disponer y el negocio me va a requerir? ¿y en qué momentos es importante que esté? Comprender si se tiene la capacidad de estar en el negocio cuando lo necesita nos ayudará a ver qué negocios son viables para mí.

Conclusiones y decisión sobre el negocio a montar:

Una vez nos hayamos repasado los negocios que nos encajan con los criterios relevantes llegaremos a una lista corta de alternativas.
Se tratará de valorar cada alternativa y ver qué criterios tienen más peso. Al final como en todo en la vida la decisión puede no ser del todo clara y habrá que elegir entre grises. No obstante, nos aseguraremos que el proceso de decisión estará trabajado y los riesgos controlados.
Muchas suerte en el análisis.

Si quiere ayuda para montar una franquicia puede contactarnos en fds@fdsconsulting.net o en el 902 40 11 22