La franquicia

LA FRANQUICIA: modelo para emprender


LA FRANQUICIA: UN POCO DE HISTORIA


La franquicia como formato de negocio nace en los EEUU a finales de los años 40. Tiene sus orígenes en los intentos de asegurarse la distribución de producto. Un tipo de concesiones cuya finalidad es asegurarse la distribución (bares, coches).

Actualmente en los EEUU hay más de 3.000 empresas franquiciando, que representan el 50% del comercio minorista. En Europa, a pesar de la importante evolución que ha tenido la Franquicia estos últimos años, se está bastante por debajo de estas cifras. Es por ello que para el futuro próximo se prevé un fuerte crecimiento de esta modalidad de asociación empresarial.

En España existen actualmente entre 1.200 y 2.700 cadenas, que cuentan con un  más de 27.000 franquiciados, con un crecimiento anual del 20%. Para el año próximo se prevé el establecimiento de más de 5.000 nuevos franquiciados en España.

Hoy en día están franquiciando todo tipo de empresas, desde grandes multinacionales que profesionalizan sus canales de distribución hasta pequeñas empresas que quieren tomar una posición competitiva.

Algunas de las razones para explicar la explosión

  1. Falta de profesionalismo en los detallistas. Es una profesión no muy bien remunerada que requiere muchas horas de trabajo.
  2. Necesidad de controlar el canal de ventas al cliente. Producido por la mayor competencia y la necesidad de utilizar técnicas de ventas más sofisticadas para captar la atención del cliente. La aparición de productos similares, y el poder creciente de la distribución, dificulta cada vez más la entrada de los productos en los canales de distribución, perdiéndose el control de la comunicación con el cliente final
  3. Pequeñas empresas ven la posibilidad de competir con grandes cadenas. La agrupación de empresas es una realidad creciente, lo que deja a las pequeñas empresas en inferioridad de condiciones, y las obliga a buscar formas más creativas y eficientes de distribución.
  4. Bajos salarios y dificultades de acceso al mercado de trabajo. En un entorno de empleo inestable, y en muchos casos mal remunerado, es creciente el número de personas cualificadas que se plantean la posibilidad de establecerse por su cuenta. Por otra parte la competencia, la especialización y el entorno cambiante, hace difícil y caro empezar un negocio desde cero, con lo que la franquicia se convierte en una fórmula ventajosa. 
Franquicias Pans and company
Franquicias Pans and company

 

LA FRANQUICIA: definición


Es una de las fórmulas de expansión empresarial que se está imponiendo con mayor éxito en diversos sectores y países, tanto a nivel nacional como internacional.

La franquicia es un tipo de contrato mercantil que se utiliza para expandir negocios de éxito, permitiendo que se beneficien tanto el franquiciador como el franquiciado.

Consiste en establecer una asociación comercial entre dos empresas legalmente independientes para que una de ellas, el franquiciado, distribuya los bienes o servicios desarrollados por la otra, el franquiciador, bajo su misma marca, imagen y sistema de trabajo uniforme, en una zona en exclusiva, a cambio de unas contraprestaciones económicas que paga el franquiciado al franquiciador.

·La franquicia es  un tipo

de contrato mercantil que se

utiliza para expandir negocios de éxito”

LAS VENTAJAS DE LA FRANQUICIA PARA EL FRANQUICIADOR

  • Velocidad de crecimiento.
  • La legislación, que permite tener un alto grado de flexibilidad.
  • Hay demanda de inversores que buscan franquicias.
  • Se requiere poca estructura relativa en la central para gestionar la red.
  • Riesgos de los centros descentralizados.
  • Permite tener recursos humanos altamente comprometidos.
  • Permite construir una marca notoria.

LOS INCONVENIENTES PARA EL FRANQUICIADOR

  • Hay que dirigir a los franquiciados.
  • Se debe estandarizar la formación y el control de las operaciones.
  • Se cede margen al franquiciado.
  • Solamente funciona si se hace bien.
  • Hay que comprometerse con el sistema.

 


Franquiciar un negocio: Qué se puede conseguir


Franquiciar es un proyecto estratégico de largo plazo que requiere esfuerzo, paciencia, trabajo e inversión.

Si se persiste y se superan las dificultades que siempre surgen, se puede crear una red nacional o internacional.

El logro es también importante:

  • Construir una marca conocida
  • Vender más
  • Comprar más barato gracias al volumen
  • Acceder a economías de escala: bajar los costes unitarios
  • Tener unos recursos humanos más comprometidos que venden más y gastan menos: los franquiciados, dueños de su unidad local.
  • Necesitar menos estructura de control en la central por menor necesidad de control que a los centros con personal laboral
  • Tener menos personal en la empresa central.

 

¿QUÉ  APORTA LA FRANQUICIA AL EMPRENDEDOR FRANQUICIADO?


  • Montar un negocio que tiene menos riesgo ya que ya se ha probado con éxito.
  • Tener la ayuda de una central que le da servicios
  • Comprar más barato
  • Montar el negocio con menor inversión.
  • Vender más gracias a la publicidad conjunta

El efecto global de una franquicia para el franquiciado es mejorarle la rentabilidad. Mayores ventas, menores costes con menor inversión y riesgo moderado.

A cambio, el franquiciado debe aceptar que:

  • La franquicia va de aplicar lo que le ha funcionado al franquiciador, no de inventar ni de hacer lo que se quiera.
  • El franquiciado debe estar dispuesto a cumplir con las obligaciones que le impone la franquicia: los pagos, la aplicación del método y la aplicación de la marca.

¿Qué aporta el franquiciador al franquiciado?


No existe una ley de franquicias, con lo que cada contrato define qué aporta cada franquiciador. No obstante hay unos mínimos comunes:

  • Una licencia de uso de la marca
  • Un suministro de productos y servicios
  • Una zona en exclusiva
  • Formación
  • Soporte continuado

Dentro del soporte continuado, caben muchas cosas.

Lo más frecuente es que el franquiciador se ocupe de realizar unas funciones centrales que suelen ser: marketing, compras, informática y logística.

Ayuda del franquiciador al franquiciado en la apertura de la franquicia:

Además, el franquiciador suele ayudar al franquiciado a arrancar el negocio, en la fase inicial de apertura. En este sentido, es habitual que el franquiciador preste las siguientes ayudas:

  • Buscar el local del negocio
  • Preparar el Plan de negocio
  • Negociar el local
  • Buscar la financiación
  • Buscar trabajadores
  • Reforma e instalación del local
  • Montaje del local
  • Formación inicial
  • Ayuda en la inauguración del negocio
  • Diseño de la campaña de marketing inicial para conseguir clientes

Ayuda continuada del franquiciador al franquiciado:

Como hemos comentado, la ley define “soporte continuado” como parte constitutiva de una franquicia. Pero detrás de este término caben grandes diferencias en el servicio continuado a los franquiciados. En la práctica, hay muchas diferencias en el servicio que el franquiciador da a los franquiciados.

¿Qué tipo de soporte se suele dar?

  • Ayuda telefónica de dudas.
  • Visitas regulares para revisar cómo va el negocio y aconsejar mejoras de gestión para mejorar la rentabilidad.
  • Formación continuada sobre los nuevos productos y procesos.
  • Formación continuada de repaso sobre los procesos de negocio.
  • Análisis de los ratios fundamentales del negocio.
  • Los propios servicios centrales que cada marca defina: marketing, compras, informática, logística. I+D.

¿Qué aporta el franquiciado en una franquicia?


  • La inversión de puesta en marcha de su local
  • El trabajo de gestión para que su unidad funcione: compromiso
  • Sugerencias e información de mercado desde la trinchera de la unidad de negocio

¿Cómo se debe comprar una franquicia?


Conocer el perfil del franquiciado

El primer paso es conocer el perfil emprendedor que se tiene. Se debe conocer qué tipo de negocios se pueden gestionar con éxito y qué tipos no. No todas las franquicias son buenas para todo el mundo. El emprendedor debe analizar si su perfil es:

  • Comercial
  • De dirección de personas
  • De trabajo de producción o técnico

La respuesta debe ser decidir qué tipo de negocios y sectores puede montar el emprendedor. Lógicamente, se deben seleccionar aquellos que puede gestionar con éxito y que además le guste el tipo de trabajo a realizar.

Conocer las oportunidades que puede haber en mi mercado local

El segundo paso es ver de lo que el emprendedor puede montar, qué oportunidades de negocio puede haber en su zona. Para ello deberá mirar la demanda y la oferta para evaluar que falta en su zona.

Conocer las franquicias que hay para montar en los sectores de negocio  seleccionados

Elegidos los sectores por perfil y filtrados por oportunidades en el mercado, se debe pasar a buscar y seleccionar las franquicias de la zona.

Para buscar las mejores franquicias se puede ir a portales de franquicias como infofranquicias.com dónde están todas las franquicias de España.

Una vez detectamos las franquicias que hay, deberemos conocerlas.  Para ello, contactaremos con los franquiciadores, pediremos los dosieres de información pre contractual de franquicia que los franquiciadores tienen la obligación de entregarnos.

Leeremos y analizaremos con cuidado los dosieres. Visitaremos locales, visitaremos al franquiciador y preguntaremos por franquiciados.

Hablaremos con los franquiciados.

Buscaremos las facturaciones que están consiguiendo.

Descartaremos aquellas franquicias que no nos inspiren confianza.

Comparar las franquicias y decidir:

En base a los dosieres de franquicia, a los contratos de franquicia, a los comentarios de los franquiciados, a la información económica que podamos conseguir podremos hacer una comparativa de lo que nos ofrecen las franquicias.

Al final de este proceso de análisis de decisión, podremos elegir la oportunidad que mejor encaja para nosotros en nuestro mercado.

 


Si desea contactar con nosotros puede llamarnos al 902 40 11 22 , enviarnos un correo a fds@fdsconsulting.net o enviarnos el formulario con los siguientes datos:

A %d blogueros les gusta esto: