Servicios de expansión
Hacer marca, bajar costes y tener personal emprendedor autónomo.

¿Por qué franquiciar un negocio?


 

El objetivo esencial de franquiciar

En un entorno global e hiper competitivo, las empresas se concentran para ganar dimensión y lograr una Ventaja Competitiva.

Por eso, las empresas necesitan expandirse. Es la guerra por el volumen.

El tamaño permite tener una marca notoria, disponer de ventajas en los costes y gozar de un equipo profesional que nos haga continuamente más eficientes que la competencia.

Franquiciar un negocio permite crear marca, aumentar ingresos, bajar  costes y aumentar la competitividad.

El crecimiento por medio de franquicias permite tener un equipo humano de emprendedores autónomos altamente comprometidos que hacen más competitiva la organización y más rentable el negocio.

 

 

Las 10 razones fundamentales para franquiciar:

Antes de decidir si franquiciar un negocio, debo plantearme porqué quiero franquiciar.
Las empresas franquician para conseguir los siguientes resultados:

  1. Subir las ventas, al abrir más unidades.
  2. Bajar los costes: de compra y los costes fijos unitarios.
  3. Mejorar la rentabilidad de los locales: al subir ventas por hacer publicidad y bajar costes por ganar tamaño, se gana más en cada centro.
  4. Hacer marca al abrir más locales.
  5. Crecer aprovechando los recursos humanos comprometidos de los emprendedores franquiciados.
  6. Crecer con los recursos financieros que aportan los franquiciados.
  7. Competir mejor al ganar dimensión.
  8. Optimizar la inversión de apertura de unidades: Al expandir un concepto se optimiza su puesta en marcha, logrando mejorar la rentabilidad de las aperturas.
  9. Necesitar menos estructura de control en la central al no tener que controla al personal laboral de los locales franquiciados.
  10. Tener  menos personal en la central.

Existen múltiples fórmulas para expandir un negocio y hacer llegar sus productos o servicios a nuevos mercados.

Se pueden utilizar subsidiarias, filiales, franquicias, corners, área developers, master franquicias, concesiones, agencias, Joint Ventures, sistemas mixtos y demás fórmulas.

Cada estrategia tiene sus ventajas e inconvenientes y puede ser útil según el perfil de la empresa, del producto, del sector, de las funciones a delegar, pero sobre todo de los mercados objetivos a los que nos dirijamos.

Por eso es importante saber cuál es la fórmula más adecuada a cada situación.

Además es tan importante la fórmula que elijamos, como las condiciones concretas con que lo hagamos y las herramientas que tengamos para desarrollarla.

La combinación de estos 3 factores nos marcará la velocidad de crecimiento, la rentabilidad, el control de la marca, los riesgos y el valor de venta de nuestra empresa el día de mañana.

La ventaja de la franquicia es que es un contrato no regulado que permite definir a medida cómo debe ser al relación.

Franquiciar es un proyecto estratégico de largo plazo que requiere esfuerzo, paciencia, trabajo e inversión.


Si se persiste y se superan las dificultades que siempre surgen, se puede crear una red nacional o internacional.

El logro es también importante: crear un gran negocio.

 

¿Qué es una franquicia?

 

Cómo franquiciar el negocio: el plan de viabilidad

 

¿Quiere saber qué puede conseguir al franquiciar su negocio?

Pida información a un consultor