¿Qué es una franquicia?

La franquiciaimagen general optica

Qué es la franquicia: Es una de las fórmulas de expansión empresarial que se está imponiendo con mayor éxito en diversos sectores y países, tanto a nivel nacional como internacional.

La franquicia es un tipo de contrato mercantil que se utiliza para expandir negocios de éxito, permitiendo que se beneficien tanto el franquiciador como el franquiciado.

Consiste en establecer una asociación comercial entre dos empresas legalmente independientes para que una de ellas, el franquiciado, distribuya los bienes o servicios desarrollados por la otra, el franquiciador, bajo su misma marca, imagen y sistema de trabajo uniforme, en una zona en exclusiva, a cambio de unas contraprestaciones económicas que paga el franquiciado al franquiciador.

El franquiciador, consigue expandir su marca, apoyándose en los recursos humanos y financieros del franquiciado.

El franquiciado por su parte se aprovecha de la marca y del sistema de negocio probado por el franquiciador que le permiten reducir su inversión, su riesgo y sus costes.

CÓMO FUNCIONA UNA FRANQUICIA


Hay un empresario que crea un negocio y que tiene éxito.

Por ejemplo, un señor monta una tienda de alimentación, invierte 200.000 € y después de luchar durante 18 meses consigue comenzar a ganar dinero.

Consigue vender 300.000 € y ganar 20.000 € al año.

Este empresario, se da cuenta de que si crece y abre un segundo local, podrá comprar más barato con lo que ganará más en el local que tiene.

Pero además si abre un segundo local, podrá montarlo con menor inversión, ya que gran parte de la inversión inicial ya está hecha.

Y encima, juntando el presupuesto de publicidad, logrará subir las ventas del local que tiene y del nuevo.

Si abre un segundo local, podrá subir las ventas y bajar sus costes, pasando a ganar 22.000 € al año por local.

Esta lógica le llevará a abrir un segundo, un tercero y sucesivos locales.

El problema es que si gano 22.000 € al año y un segundo local me cuesta 120.000 €, deberé esperar 6 años a poder abrir el segundo local.

Si el emprendedor decide franquiciar, puede encontrar un socio franquiciado que invierta en la segunda tienda y que además trabaje en el local.

De esta manera, el emprendedor conseguirá ganar más en su centro propio y tendrá una marca que es más conocida y que vale más.

Además, el franquiciado contribuirá a los gastos de aquellos servicios centrales que el franquiciador ponga en marcha.

La franquicia es un contrato mercantil privado entre los dos empresarios,  el franquiciador y el franquiciado, mediante el cual el franquiciado distribuye los productos creados por el franquiciador mediante su misma imagen y modelo de negocio. En una zona en exclusiva a cambio de unas contraprestaciones económicas.

LAS VENTAJAS DE LA FRANQUICIA PARA EL FRANQUICIADOR

  • Velocidad de crecimiento.
  • La legislación, que permite tener un alto grado de flexibilidad.
  • Hay demanda de inversores que buscan franquicias.
  • Se requiere poca estructura relativa en la central para gestionar la red.
  • Riesgos de los centros descentralizados.
  • Permite tener recursos humanos altamente comprometidos.
  • Permite construir una marca notoria.

LOS INCONVENIENTES PARA EL FRANQUICIADOR

  • Hay que dirigir a los franquiciados.
  • Hay que estandarizar la formación y el control de las operaciones.
  • Hay que ceder margen al franquiciado.
  • Solamente funciona si se hace bien.
  • Hay que comprometerse con el sistema.

 

¿Qué hace falta para franquiciar un negocio?

  • En primer lugar se necesita tener un negocio piloto de éxito.
  • Se necesita definir las condiciones de la franquicia: qué se le ofrece al franquiciado y qué se le pide a cambio.
  • Se necesitan desarrollar las herramientas de la franquicia:
    • El dossier de información pre contractual
    • El cuestionario de candidatura
    • El contrato
    • El pre contrato
    • El Manual de Operaciones de la franquicia
    • Los documentos de supervisión de franquiciados
  • Se debe poner en marcha los procesos de expansión de la franquicia.
    • se necesita captar interesados en abrir las franquicias
    • Se necesita encontrar buenas ubicaciones dónde abrir las franquicias. Solo funcionan los buenos proyectos en buenos mercados.
    • Se necesita seleccionar los candidatos a franquiciados.
    • Se necesita seleccionar los locales.
    • Se debe formar a los franquiciados.
    • Se deben reproducir los locales de manera rápida y barata.
    • Se debe ayudar a los nuevos franquiciados en la apertura, reforma y montaje de sus negocios.
    • Se ayuda en la campaña comercial de lanzamiento de los franquiciados para que lleguen rápido al punto de equilibrio.
  • Se deben poner en marcha los procesos de Dirección de las operaciones de la franquicia:
    • Formación
    • Supervisión
    • Evaluación
    • Remuneración de franquiciados
    • Separación de franquiciados.
    • Liderazgo y Dirección de franquiciados
  • Se deben poner en marcha los servicios centrales que se le den al franquiciado, como por ejemplo:
    • El marketing central.
    • Las compras centrales.
    • La logística.
    • El departamento de sistemas de información.
    • La investigación y desarrollo de la franquicia.
    • Las ayudas al back office.

 

CÓMO CREAR LA FRANQUICIA:


Primero se debe analizar si es viable franquiciar y ver en qué condiciones tiene sentido para mi negocio, con mi organización y capacidades.

Cuando tengo las condiciones claras, puedo comenzar a preparar las herramientas que necesito para la expansión, que son el contrato, el dossier de franquicias y el cuestionario de candidatura para documentar los proyectos de los candidatos que encuentre.

Con este paquete inicial ya podré iniciar la comercialización de la franquicia, pero cuidado que me faltará la pieza básica para poder abrir un franquicia.

En paralelo conviene ir preparando el Manual de franquicia ya que es el documento más difícil de hacer y lo deberemos tener terminado en el momento de firmar el primer acuerdo de franquicia.

El Manual de  la franquicia es el documento que transmite el Know how o saber hacer y es clave tenerlo bien hecho.

Con esto, tendré creado la oferta inicial de la franquicia.

Como todo proyecto inicial, necesitará ser mejorado al irlo implantando con diferentes franquiciados.
Así deberemos ir mejorando todas las herramientas de franquicia para que sean lo más prácticas y efectivas posibles. Se necesitan años para tener unas herramientas bien afinadas.

 

Los franquiciados piloto:

A los primeros franquiciados, se les llama franquiciados pilotos ya que son con los que se pone en marcha la franquicia. Estos franquiciados iniciales, suelen recibir una atención superior a la que recibirán los franquiciados posteriores para compensar los fallos que todo lanzamiento siempre tiene.

Por otro lado, estos franquiciados suelen gozar de buenas ubicaciones que después ya estarán copadas. En ocasiones tienen también unas condiciones especiales en compensación a la apuesta inicial de mayor riesgo que realizan.

La fase de abrir y poner en marcha las primeras franquicias piloto es la más difícil y en la que más franquicias tiran la toalla.

Es difícil porqué el franquiciador no sabe ser todavía un franquiciador experto y porque no se han puesto en práctica los procesos de franquicia, aunque se hayan pensado.

Por lo tanto, en la fase de los franquiciados piloto se debe aprender a ser franquiciador y también se deben poner en marcha los procesos de franquicia y de servicio a franquiciados.

La dificultad añadida, es que esto se hace teniendo ya franquiciados, con lo que se corre riesgo de prestarles mal servicio y que vayan mal. Si las primeras franquicias se tuercen, va a ser difícil poder crecer ya que los nuevos candidatos hablarán con las franquicias abiertas y verán que la cosa no va bien.

Muchas nuevas franquicias mueren en esta fase y culpabilizan al sistema de franquicia de que no funciona, cuando en realidad es que tienen una franquicia mal planteada o que no se han sabido poner en marcha los servicios centrales.

Si en la fase de los franquiciados piloto, el franquiciador pierde la autoridad con los primeros franquiciados, la franquicia está abocada a un probable fracaso en su desarrollo.

Luego esta fase, debe ejecutarse bien y con generosidad para poder superarla.

 

 

La expansión de la franquicia


 

Cuando se comienza a franquiciar, solo tiene sentido hacerlo si se va a montar una red amplia que cubra el territorio nacional.

No tiene sentido montar una franquicia para abrir solamente 4 o 5 franquicias.

Una franquicia comienza a tener rentabilidad cuando supera su punto de equilibrio en número de franquiciados. Este punto varía según el negocio y la empresa, pero en la práctica oscila entre los 15 y los 30 franquiciados.

Las marcas que crecen no se quedan pasivas esperando a que les entren los franquiciados por la puerta, sino que salen al mercado de la franquicia a venderse y a captar los mejores proyectos de España.

Por eso se ponen en marcha los procesos de expansión.

Muchas franquicias comienzan a franquiciar porque les contacta gente solicitando franquicias.

Esta es una gran fuente de contactos para hacer aperturas.

Sin embargo, no permiten crecer al ritmo que muchas compañías necesitan.

 

 

 

 

 

 

Consultoría de franquicias

 

¿Quiere saber cómo podemos ayudarles con su franquicia?


 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.